Lidiar con problemas de pareja de una forma saludable es todo un reto a causa de los estresores del día a día que nos llegan por distintos lados. Cuando hay problemas de pareja, afecta a la relación entre los dos y también pueden aparecer síntomas individuales como el nerviosismo, la irritabilidad, la tristeza, ansiedad y evitación de la pareja. Estos son los problemas de pareja más comunes:

Falta de comunicación

Social  Engagement

Tener una buena comunicación con la pareja es clave, la falta de ella puede acarrear problemas mayores a la pareja. La pobre comunicación es uno de los mayores predictores de las rupturas ya que daña las actitudes y las dinámicas dentro de la relación.

Malos hábitos

A menudo algunos de los problemas podrían ser solucionados si la pareja se diera cuenta de sus hábitos y los cambiaran. Por ejemplo, hábitos como discutir sobre cosas banales, ser demasiado crítico o dejar las cosas sucias y que el otro miembro tenga que limpiarlo. Esto de forma perpetuada como hábito acaba generando un patrón negativo en la relación.

Dinero

El estrés financiero cuando la economía de la pareja va mal es una causa más de estrés que se añade a los conflictos y que puede generar incluso peleas que no estén relacionadas con el dinero. Por ejemplo, como uno de los miembros está estresado por el dinero puede ser menos paciente y menos tolerante.

Tareas del hogar

La disparidad en la repartición de las tareas de la casa puede conllevar que uno de los miembros de la pareja se sienta sin apoyo por parte de la otra. Aumentando el número de discusiones y peleas.

Más sobre los problemas de pareja, y la terapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *