MaletaLlevas pocos meses viviendo en un nuevo país, has desempaquetado tus maletas y cajas. Has leído todo tipo de informaciones sobre viviendas, transporte, trabajo, escuelas, sanidad, tasas, papeleo. Poco a poco se van poniendo las cosas en su lugar y haces lo posible para establecerte lo más rápido posible, para sentirte en tu casa y sentirte confortable.

¿Y cómo te sientes? ¿Te has parado a pensar en ello? Mudarse está considerado como una experiencia altamente estresante, como también lo es cambiar de trabajo, buscarlo, cambiar de país, etc. En tu caso, todo en uno. Estás atravesando un montón de cambios a tu alrededor con más demandas de las habituales y este nuevo ambiente te demanda adaptación.

En algunos casos los expatriados buscan terapia motivados en parte por la frustración de estar aislados. Cualesquiera que sean los problemas que conducen a empezar una terapia, las causas más frecuentes son que la gente no tiene amigos (o no tan íntimos) o familia cercana con quien puedan confiar acerca de sus dificultades actuales. Para cualquier persona, la presión que se acumula por no ser capaz de compartir luchas puede ser enloquecedor. Esto parece ser además intensificado para las personas que viven en el extranjero.

Expats

Síndrome del inmigrante
(síndrome de Ulises)

A unque la mayoría de gente consigue sobrellevar los aspectos negativos de la migración por la existencia de otros aspectos positivos, la migración es un factor de riesgo en la salud mental a causa del estrés o duelo migratorio, llamado síndrome del inmigrante o síndrome de Ulises.

Fuentes de estrés

  • Soledad por la separación de los seres queridos.
  • Sentimiento de desesperanza y fracaso por la existencia de pocas oportunidades de salir adelante con este proyecto.
  • Ausencia de una red de apoyo social.
  • Lucha contra los problemas económicos como pagar la vivienda, la alimentación.
  • Miedo o desorientación.
  • Temporalidad.

Etapas del duelo

  • La negación, no se acepta la realidad del cambio.
  • La resistencia, ante las dificultades y retos surge la queja por el esfuerzo que supone la adaptación.
  • La aceptación, se instala a fondo en la nueva situación.
  • La restitución, se acepta lo bueno y lo malo tanto del país de origen como del país de acogida, supone la reconciliación afectiva.

Defensas psicológicas

P ara la elaboración de los duelos las personas utilizamos una serie de defensas psicológicas o errores que son mecanismos psicológicos de defensa. No son por sí mismos negativos pero cuando son abundantes distorsionan radicalmente la visión que tenemos de la realidad y nos impiden la adaptación y elaborar el duelo migratorio.

  • La abstracción selectiva, consiste en centrarse en un detalle extraído fuera de contexto.
  • La inferencia arbitraria, generalización excesiva cuando se elabora una conclusión o regla a partir uno o varios hechos aislados.
  • La maximización y minimización, distorsión modificando la magnitud de los acontecimientos.
  • La personalización, atribuirse fenómenos externos injustificadamente.
  • El pensamiento absolutista o dicotómico, clasificar las experiencias en “todo o nada”, en categorías extremas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *