¿Qué son las habilidades sociales?

L as habilidades sociales son la capacidad que tenemos para desarrollarnos en situaciones familiares y sociales. A lo largo del día y de nuestra vida nos relacionamos constantemente con otras personas y tener buenas relaciones sociales es una base importante para nuestra adaptación y satisfacción.

¿Se nace con ellas?

Las habilidades sociales se aprenden, no se nace con ellas. Se adquieren a lo largo de nuestro aprendizaje con la familia o en la escuela pero existen otros contextos donde se puede aprender estas habilidades.

¿Por qué son importantes?

El déficit en habilidades sociales puede conllevar problemas en nuestra vida cotidiana y ser fuente también de problemas de pareja. No es fácil tener habilidades sociales y menos cuando hemos sido educados con algunos mensajes estrictos como “está mal decir no”, entonces en algunas ocasiones no seremos capaces de decir que no a una persona por miedo a que digan que somos egoístas.

Ejemplos

Saber relacionarse con la gente que conocemos y las personas que acabamos de conocer. Saber iniciar, mantener y finalizar conversaciones, pedir información, aceptar un no por respuesta, hacer y saber recibir críticas, expresar sentimientos y comentarios positivos, saber recibir comentarios positivos y sentimientos, abordar conflictos, mantener la calma, ser agradable, sentirse seguro, cercano y también defender nuestros derechos cuando es necesario, y adaptarse al rol que tienes en ese momento, o al lugar, o a la persona o a las expectativas que uno tiene.

¿Qué es la asertividad?

L a asertividad es una forma de comunicación que valora los derechos o puntos de vista de los demás sin ser agresivo, ni para permitir sumisamente que otro ignore o niegue tus propios derechos o puntos de vista. Por lo tanto es la capacidad de una persona a ser respetuoso con nosotros mismos y con los demás. Una persona con falta de asertividad puede ser agresiva o inhibida. Una persona agresiva no respetará a las personas de su alrededor haciendo críticas todo el tiempo, sino que culpan a los demás o te amenazan. Mientras que una inhibida no sabrá afrontar un problema por no saber decir que no, y se dejará dominar e influir por los demás.

¿Qué se considera una buena asertividad?

Una persona es asertiva cuando se respeta a sí misma y a los demás de una forma proporcionada y razonable que se traduce en tener una buena autoestima, tener criterio e ideas propias, conocer y defender sus opiniones, así como conocer y defender sus derechos, deseos y sentimientos.